Canal la cocina del tiempo

Trinidad turistica

Trinidad, la maquina del tiempo.es

Trinidad  ciudad colonial, de residencias señoriales, de costumbres, de calles adoquinadas.

La Trinidad de la mañana, la de los monumentos,  de restaurantes, la  de murmullo de turistas por sus calles y la del folclore.

El valle de los ingenios sirve de preámbulo a la ciudad, que nació gracias a la Industria Azucarera. En la zona se establecieron varios “ingenios”  para la extracción del azúcar de la caña, lo que contribuyo al auge de la región.

Trinidad, la maquina del tiempo.es

Fabrica de habanos

Ya en la ciudad, la fábrica de habanos; personas liando tabaco con maestría artesanal mientras un lector de tabaquería suaviza la jornada con diversas lecturas. Es habitual encontrar quien luego ofrece habanos en cualquier parte, algunas  veces buenos y otras menos buenos.  Siempre existirá  un pícaro que compre  a un buen precio hojas de platanera liadas pensando que se aprovecha del maestro de los picaros.

Las calles estrechas suben en dirección a su plaza central, un jardín con palmeras rodeado  por el palacio Brunet del siglo XVIII, la iglesia de la Santísima Trinidad y el Convento de San Fernando.   Sin duda el lugar más fotografiado, desde los edificios aledaños  se pueden tomar fotos desde la altura.

Museos, entre ellos el de Lucha Nacional contra los Bandidos, El convento de San Francisco, el Palacio Sánchez Iznaga con su torre, La iglesia de Santa Ana, la plaza de Segarte.

Trinidad, cuba, la maquina del tiempo.es

Trinidad – Cuba

Y paseando se llega al punto de encuentro de todo turista que se precie, la canchánchara; una taberna típica donde sirven su típico coctel amenizado con los ritmos cubanos de diversos artistas. “La canchanchara”

La  Trinidad de las mañanas es una Trinidad bonita, curiosa, focalizada al turista, digna de conocer pero muy distinta de la verdadera Trinidad, la Trinidad fundada hace cinco siglos. 

Localización

Galería Fotográfica

 

Share

Comments are closed.