Canal la cocina del tiempo

Raya en pimentón. Sobre el futuro

 

Raya en pimenton

Raya en pimenton

Hace unos días leía una entrevista a Stephen Hawking en la que comentaba que “No creo que sobreviviremos otros 1000 años más en nuestro planeta”  y yo le digo: “No exagere usted  Sr. Hawking que esto nos lo podemos cargar mucho antes”. Este enfoque, como el de otros, son visiones de personas con la mente puesta en el futuro.

Cuando comencé la carrera, sobre todos los demás, se me grabo en la mente una reflexión que Thomas Malthus había dejado escrita en su “Ensayo sobre el principio de la población” que venía a decir algo como que  “la progresión de la población es geométrica mientras la de  los alimentos es aritmética”.

A mí me hubiese gustado ser una persona valiente, actuar sin medir las consecuencias, sin pensar que mañana será otro día, pero el futuro siempre me ha tenido contra las cuerdas. Recuerdo al comandante Jacque-Yves Cousteau decir que cada vez que se sumergía en el mar encontraba menos vida que en su última inmersión. Cousteau plasmaba su preocupación en su “Carta de derechos de las Generaciones futuras”.

En ocasiones pienso que con este camino, sin duda equivocado, un día perderemos todo lo que hemos conseguido, aunque no tengo ni la menor idea que tiene que ocurrir para que esto cambie.

Después de esto no quiero parecer frívolo pero cuando voy al mercado y comienzo a ver pescados, y ya son habituales – todo de la misma talla, de apariencia perfecta, con sus tripas llenas de harina blanca y todos con el mismo sabor – las doradas, los robalos (lubinas), los rodaballos,…, pienso que no está lejos el día que vaya al mercado y no vea las rayas.

A mí me gusta mucho la raya y rayas hay  de tantos tipos que mejor hablar de peces cartilaginosos, así puedo incluir rayas, temblaeras y obispos, aunque luego en cada sitio cada uno les llama de cualquier otra forma.

Rayas, la maquina del tiempo.es

Rayas

¡Ay!, la raya a la marinera, con manteca, con mantequilla y ajo, con tomate, frita, tostada, guisada con patatas, en caldeirada, en amarillo, con mojo (portuguesa), en bechamel,…. Y la raya en pimentón – típica de Huelva –  que hay diversas formas de prepararla.

Yo suelo comprar raya y la preparo cada vez de una forma pero siempre tiendo a repetir aquella que más me gusta, sin duda en caldeirada – que la publique hace tiempo – y en pimentón son mis preferidas. En esta ocasión he optado por una receta de siempre, ¡las que más me gustan!, me la dio Carmen, la abuela de Alex, un niño de la clase de David, David es mi hijo.

Ingredientes:

–   Raya limpia y troceada con su hígado

–   Pan

–   Aceite

–   Cebolla

–   Ajo

–   Vinagre

–   Laurel, comino y sal.

–   Pimenton.

Preparación:

1º – En el aceite se fríen un par de rebanadas de pan y se reservan

2º – Sobre ese aceite se prepara un sofrito con cebolla picada, ajos machacados, el hígado de la raya y laurel.

3º –  Cuando esta el sofrito listo se añaden las 2 rebanadas de pan, se mezcla todo – menos el laurel, se pone un poco de vinagre (rebajado con agua),  comino, un poco de sal y se bate.

4º – En una cacerola se pone el aceite del sofrito y cuando está caliente se añade el pimentón y la raya con un poco de sal.

5º – Se vierte por encima la mezcla del sofrito y se deja hervir a fuego lento un cuarto de hora, si fuese necesario se añade un poco de agua.

Share

Comments are closed.