Canal la cocina del tiempo

Potaje de Semana Santa, con bacalao y albóndigas de atún – Judas Iscariote

–          Mc: Me ayudas a preparar un potaje para comer?

–          Judas: Si, pero no hagas mucho que esta noche ceno con unos colegas.

–          Mc: No te preocupes, esto es ligero. No le vamos a poner carne.

–          Judas: Porque?,  no sera por mí culpa, que yo como de todo!

–          Mc: ¡No hombre!, ¿Cómo va a ser por tu culpa?,…….¡esto es una tradición!.  Aunque  no lo tengo claro, creo que lo de la carne quizá no tiene nada que ver con la comida. De todas maneras yo no voy a poner carne.

–          Judas: Como quieras, pero, al menos, vino sí pondrás en la comida?

–          Mc: Si!, pero ten cuidado, no bebas muchos, ¡no la vayas a liar esta noche en la cena!

Mira Judas, este potaje lo hace mi madre, lleva:

–          Albóndigas de atún (Hechas con miga de pan, huevo, atún en conserva, ajo, azafrán,  limón, perejil y sal)

–           Judías blancas (se dejan en remojo la noche antes)

–          Bacalao desalado

–          Pimiento morrón – mejor en conserva

–          Cebolla

–          Tomate

–          Ajo

–          Laurel, sal y aceite

Primero voy a preparar las albóndigas:

Se trocea en un bol el atún en conserva, se le añade ajo y perejil muy picado, unas hebras de azafrán, sal, un poco de zumo de limón y se mezcla con miga de pan triturada. Finalmente se añade un huevo fresco, se hacen las albóndigas y se pasan por aceite.

Potaje de semana santa, la maquina del tiempo.es

Potaje de semana santa

Una vez tenemos las albóndigas, preparamos el potaje:

– En una cacerola pongo las judías blancas a cocer (con el agua templada) y  mientras voy preparando el sofrito.

– Sofrío la cebolla, 2 dientes de ajo, el pimiento morrón (sí es natural), una hoja de laurel y medio tomate.

– Cuando las judias llevan una media hora cociendo añado el sofrito. Voy a procurar que no quede mucha agua, ni que tampoco tenga que añadir agua al final.

– Lo dejo cocer media hora más a fuego lento y  pongo las albóndigas, el bacalao y  el pimiento morrón (sí es en conserva).

– Lo dejo cocer – unos 15 minutos más-  y ya voy probando para ver como esta de sal y el tiempo que queda de cocción. lo normal es que tenga que cocer casi una hora y media.

Judas Iscariote se puso de comer y beber hasta arriba, en la sobremesa hablamos de la historia antigua y los evangelios. Antes de marcharse bromeé con él porque no conozco a nadie que se llamé Judas; él se extraño.

Le acompañe a la puerta y se despidió de mi;  fue a darme un beso en la mejilla pero me aparte en el último instante  y le extendí la mano. Me pregunto, con ironía,  si yo pensaba que él fuera un poco moña y le conteste que tratándose de un beso suyo eso era lo que menos me preocupaba.

Share

Comments are closed.