Canal la cocina del tiempo

Lirio a la espalda

Lirio a la espalda, la maquina del tiempo.es

Lirio a la espalda

Sé que en otras zonas de España denominan lirio a lo que aquí denominamos bacalailla. Aquí las bacalaillas – en crudo, secadas al sol – son lo que yo me como en verano por las tardes cuando  llego de la playa a la calle Ancha de Punta Umbría con una cerveza fresquita.

Este otro, nuestro lirio (Campogramma glaycos) es un pescado exageradamente agresivo y tiene un gusto gastronómico parecido al mío, aunque no viene a la calle Ancha a comer bacalaillas, también le gustan las sardinas, las caballas, los sargos, los boquerones y los jureles. Quizá es por eso que esta pieza y yo no encontramos en el mismo Restaurante, “el Grego”.

A partir de aquí se podrá pensar que lo pedí y allí lo prepararón, pero no fue así. Yo suelo ir al Grego casi todos los viernes a comer y de esta manera comienzo el fin de semana – con lluvia, sin lluvia, con frió o con sol – porque cuando una costumbre es sana no se debe perder. ¿Y porque voy al Grego?, porque como tan bien y me siento tan a gusto como en mi casa, con la diferencia de que la comida no la tenemos que preparar.

Pues bien, este pescado no lo comí en el Grego pero me encontré allí con él, “Si, el estaba sentado en la mesa de al lado comiendo “Cagre – Burger” como Bob Esponja”. No,  hombre no, ese día , además de boquerones, yo había comido otra cosa y Grego tuvo la gentileza de regalármelo para que lo cocinara en casa.

 

Casa museo de los Ingleses, la maquina del tiempo.es

Casa museo de los Ingleses

Sí tienes la oportunidad de ir a Punta Umbría y quiere comer unos de los mejores boquerones que hayas probado ve al Grego – ademas de una estupenda cocina casera, con un pescado fresquísimo –  aunque este comentario vaya en contra de  tranquilidad.

Aunque Grego dice que el pescado – siendo fresco – como mejor esta es a la plancha, comentario que yo comparto, este lo preparé a la espalda y resulto bien bueno….

Ingredientes:

–   Un Lirio

–    Limón

–    Vino blanco

–    Guindilla

–    Ajo, perejil, aceite y sal

 

Preparación:

1º – Se limpia y se le quitan las escamas.

2º – En un recipiente se deja macerar 1 hora con ajo y perejil machacado, limón y sal

3º – En una sartén se fríen los ajos cortados en láminas con una guindilla, los ajos fritos se reservan

4º – El aceite caliente se vierte sobre el lirio ya colocado en una fuente de horno y se rocía con vino blanco.

5º –  Se mete en el horno a unos 180 grados y se deja hasta que este a mitad de cocción.

6º –  Se le añaden los ajos fritos y se va rociando con su propio jugo dejándolo que se dore.

Share

Comments are closed.