Canal la cocina del tiempo

Judias con liebre – Huevos con cebolla y morcilla, “comida para Sancho”

De los personajes históricos o actuales, reales o irreales, no hay estomago más agradecido que el de Sancho Panza. Por eso para inaugurar en este blogs la categoría “Invitados a comer”, no hay mejor personaje que “Sancho”.

acarnicero

“Lo primero que se le ofreció a la vista de Sancho fue, espetado en un asador de un olmo entero, un entero novillo; y en el fuego donde se había de asar ardía un mediano monte de leña, y seis ollas que alrededor de la hoguera estaban no se habían hecho en la común turquesa de las demás ollas; porque eran seis medias tinajas, que cada una cabía un rastro de carne; así embebían y encerraban en sí carneros enteros, sin echarse de ver, como si fueran palominos; las liebres ya sin pellejo y las gallinas sin pluma que estaban colgadas por los árboles para sepultarlas en las ollas no tenían número; los pájaros y caza de diversos géneros eran infinitos, colgados de los árboles para que el aire los enfriase.”(1)

Sancho seria un invitado agradecido, yo lo veo glotón, con gusto por el cuchareo, las grasas y la sal.

Voy a preparar un menú para Sancho, que no pasa necesariamente por “una olla de algo mas vaca que carnero, salpicón las mas noches, duelos y quebrantos los sábados, lentejas los viernes y algún palomino por añadidura los domingos “(2). Parece que en aquella época lo habitual era un plato único, no obstante mi elección es:

– Cebolla y morcilla con Huevos
– Judías blancas con liebre
– Melón
– Pan, mucho pan que será difícil saciar el hambre de un comilón.
– Vino de valdepeñas.

Cebolla y Morcilla con Huevos

Huevos con cebolla y morcilla, la maquina del tiempo

Huevos con cebolla y morcilla

Sobre un sofrito de cebolla casi dorada pongo la morcilla desmenuzada y una vez se haya sofrito se vierten varios huevos batidos, añadiéndoles sal y pimienta y dejándolos al fuego según el gusto podría resultar un revuelto o casi una tortilla, yo me inclino mas por el revuelto.

Judías blancas con Liebre

Judias con liebre, la maquina del tiempo.es

Judias con liebre

 

Ingredientes:
• 1 liebre
• Judías blancas
• Cebolla, tomate, ajo y pimiento morrón.
• Aceite y vino fino.
• Sal , tomillo y laurel

La preparación es muy simple.

Se dejan las judías blancas en agua por la noche.

Sobre una sartén con aceite de oliva se sofríe la liebre troceada y una vez se ha sofrito se añade ajo y la cebolla en trozos y más tarde un tomate troceado. Cuando este sofrito esta casi listo se añade un vasito de vino fino y se deja un poco más en el fuego.

En una olla a presión ponemos el sofrito, las judías, una hoja de laurel, una pizca de tomillo, un trozo de pimiento morrón y cubrimos ligeramente con agua y sazonamos, dejándolo cocer unos 20 minutos (Depende del tipo de olla a presión).

La sobremesa con Sancho la imagino arriesgada, me parece Sancho hombre de costumbres y dudo que conservase la compostura, y no es que me importe, pero si el buen hombre come judías, …………, no conozco las costumbres de la epoca!

La conversación desde luego seria llana y Sancho fiel a sus principios (“Más vale una que dos te daré”, lo que hoy seria “más vale pájaro en mano que ciento volando”), evitaría el idealismo de su amo, mantendría los pies en el suelo y difícilmente entendería nuestra vida actual. Si es que “la vida es mucho más simple de lo que pensamos”

(1) EL Quijote- Capítulo XX de la segunda parte – Donde se cuentan las bodas de Camacho el rico, con el suceso de Basilio el pobre)
(2) El Quijote – dentro del primer párrafo del capítulo I del Quijote
(3) Ilustración de Antonio Carnicero para la edición del Quijote de 1780

Share

Comments are closed.