Canal la cocina del tiempo

Isla Tortuga

golfo de nicoya, la maquina del tiempo.es

9°76’99,64”N; 84°89’27,30”O. Serian las 6 de la tarde y estaba acabando mi viaje por Costa Rica, aun me quedaba un día y la idea de pasarlo en San José era la que menos me apetecía.

En la recepción del hotel  vi un folleto sobre un día completo en el Golfo de Nicoya,  traslado en catamarán con comida típica incluida y no me tuve que justificarme mucho. Después de 20 días de viaje sería un buen descanso.

Era el año 95 y venia de recorrer Guatemala, había llegado a Costa Rica en el lechero (avión que hacía la ruta “Guatemala, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Cartagena y Caracas” con la posibilidad de  hacer escala de varios días en cualquiera de esos países utilizando el mismo billete) y  allí me detuve una semana antes de ir a Caracas.

Golfo de Nicoya, la maquina del tiempo.es

Golfo de Nicoya

 

El Catamarán se llamaba el Manta Raya; fue un día agradable!. Partiendo del Puerto de Puntarenas cruzamos el Golfo de Nicoya dejando en el camino varias islas hasta llegar a las Islas Tortuga (la Isla Tolinga y la Isla Alcatraz, que no son las de la foto de arriba).

En el barco viaja la tripulación, un señor mayor Australiano, otro señor mayor de Estados Unidos,  20 ó 30 japones@s  y yo.   

Durante la navegación me dedique a la fotografía y a observar, estadísticamente, a las japonesas que tenían una edad media entre los 25 y 35 años. Después de calcular medias, varianzas y probabilidades sin resultados claros aplique el sentido del gusto y luego el “común”  ofreciéndome como resultado que la mejor opción era pasar la mayor parte del día hablando con  los 2 señores mayores, interrumpido en alguna ocasión por un par de japonesas  – actúan como peces en manada, con ritmo acompasado, no hacen nada sol@s y son la mar de obedientes – que solicitaban mis servicios para jugar al voleibol u otra capullada social.

Nadé un rato, subí en kayak, intente adéntrame en la isla hasta que un nativo me dijo que tuviera cuidado que los cocos caían sobre las cabezas sin avisar, por el impacto del sol, la piel se me se puso como un cangrejo en contacto con el agua caliente.

La comida fue muy rica, un ceviche de pescado que es un plato que me gusta mucho y pollo a la brasa con una salsa elaborada con coco fresco. En alguna ocasión me he inspirado en aquel estilo de cocina para preparar algo parecido y que hace algún tiempo  publicamos en la sopa gansa – Ceviche de pescado y Pollo asado con coco.

Isla Tortugas, la maquina del tiempo.es

Isla Tortugas

De regreso al hotel  prepare la maleta y salí a cenar a un restaurante cercano.  A la mañana siguiente, muy temprano, me despedí de San José, nuevamente lloviendo.

 Localización: 

Share

Comments are closed.