Canal la cocina del tiempo

El optimismo es la solución de corto plazo

En 2008, cuando me enfrente a la idea de una crisis financiera, diseñe un esquema basado en un escenario de crisis que terminaría a lo largo del año 2012, buscando las soluciones que nos harían llegar a ese momento. Ahora tengo claro que me equivoque, no tanto en el planteamiento de una crisis prolongada como en la visión de futuro, quizá no hice más que influenciarme por un optimismo del corto plazo sin llegar a hacer un análisis más realista del entorno.

Rebaño de ovejas. la cocina del tiempo.es

Rebaño de ovejas

Hoy tengo claros varios factores, que podía haber tenido igualmente claros en 2008, sí hubiese querido verlos y que nos dan la realidad de nuestro problema:

Nuestro problema es estructural, no es un problema que se arregle en el corto o medio plazo, nuestro problema es un problema de largo plazo y hasta ahora lo único que hemos hecho es parchear.

Los políticos tienen una visión de 4 + 4, pero el segundo 4 lo empiezan a ver en el año 3  del primer  4, y sí tienen la suerte de llegar al segundo 4, en el segundo 2 ya lo ven clarísimo, entonces sus intereses personales se unen a  sus intereses políticos, es decir, 3+2 =5 , ¡tarario te la hinco!, han pasado casi 8 años y no hay proyecto de futuro.

Los jóvenes actuales, que están en el paro, después de haberse formado a golpes de memoria, deberían estar practicando y adecuando sus conocimientos en la realidad empresarial, pero no hay empresas que los contraten, y esto  es un problema muy serio de largo plazo, quien va a sustentar las pensiones de una población que envejece, mientras la natalidad se estanca, y lo que es peor aun ¿Quién va mantener la sanidad – cada vez más avanzada – de una población mayoritariamente longeva con una esperanza de vida cada vez mayor?

Puedo seguir enumerando problemas parciales que se me ocurran,  que hacen de nuestra realidad un problema de futuro, pero es mejor ser practico; ¿Cómo vamos a resolver esto?, – tenido claro que los próximos años son años de sacrificios y que los años que fueron no se van a repetir, a partir de aquí empecemos a trabajar y pensar que queremos y donde queremos estar dentro de 10 ó 15 años, ¡el principio va a ser penoso y duro!, pero solo con un cambio de mentalidad y de conciencia colectiva llegaremos a conseguirlo.

Share

Comments are closed.