Canal la cocina del tiempo

El entierro de la Caballa. Caballa con fideos y el pescador de Akrotiri

A final de agosto en el Barrio de la Viña (Cádiz), es costumbre enterrar la caballa para despedirse del verano, celebrándolo con actuaciones, la cremación de la caballa – que previamente han paseado en procesión por las calles – acompañando el festejo de cerveza y caballa con fideos.

Dentro de unas horas, el 23 de septiembre la duración del día y de la noche será casi la misma, esto es lo que se conoce como equinoccio de otoño, que cierra el verano y abre el otoño en el hemisferio Norte. Para los que viven boca abajo (en el hemisferio Sur), termina el invierno y comienza la primavera.

No se trata de un momento para tirar cohetes, más bien, en mi caso, marca el inicio de un nuevo ciclo que durara hasta la próxima primavera y porque el que debo pasar como mejor pueda. No obstante lo voy a despedir enterrando la caballa (que no volveré a cocinar hasta el próximo verano) y comiendo caballa con fideos, aunque sí el tiempo acompaña el último baño de la temporada en la playa todavía se no ha escrito.

Hace poco menos de un año inicie este blogs arrancando con un monográfico sobre la caballa, en el que incluía, la caballa con fideos, aunque en esta ocasión la receta será similar tendrá diversas variantes, como siempre, determinadas por lo que encuentre en el frigorífico.

Caballa con fideos – versión 2010

Caballa con Fideos, la maquina del tiempo.es

Caballa con Fideos

Ingredientes:
– Caballa
– Almejas
– Cebolla
– Tomate
– Pimiento verde
– Ajo
– Vino blanco
– Colorante
– Fideos, he utilizado de la fideuá
– Aceite y Sal

Preparación:
1º – En aceite se sofríen dos dientes de ajo, luego la cebolla en cuatro trozos, el pimiento y después de unos minutos se añade el tomate en 4 trozos, dejándolo hacerse unos minutos antes de ponerle medio vaso de vino blanco, que dejo reducir unos minutos más hasta que pienso que ya está listo.

2º- Al sofrito añado agua y se dejo cocer unos 15 minutos más.

– Cuelo el caldo dejándolo limpio y en él pongo la caballa/s limpia sin cabeza (troceada según el tamaño), los fideos, colorante y sal.

– Unos cinco minutos antes de retirar del fuego se añado las almejas.

Allá por el 1.580 a.C., también, un pescador quedaba enterrado con sus caballas. Una tremenda erupción volcánica provocó la creación de una gran caldera y el hundimiento de parte de una isla. La población al completo abandono sus casas, dejando intactas todas las señas propias de una ciudad que mantenía vida y que la mantuvo sepultada en cenizas durante siglos. Desgraciadamente, o más bien afortunadamente este pescador quedo inmortalizado gracias a tan magnánima desgracia. Aquel pescador se encuentra hoy en el museo de Atenas por tratarse de uno de los frescos mejor conservados de la ciudad de Akrotiri, situada al sur en la isla de Santorini.

Akrotiri, la maquina del tiempo.es

Akrotiri

Aquella erupción, la del volcán de la isla de Thera, ha sido fuente de mitos y leyendas, desde la causante de la desaparición de la mítica Atlántida, hasta la causante de las plagas del antiguo Egipto, incluso la separación de aguas del Mar Rojo, posiblemente motivada por el tsunami que sucedió al terremoto posterior a la erupción volcánica.

El pescador de Akrotiri, la maquina del tiempo.es

El pescador de Akrotiri

Indicar que el nombre que designa el fresco, “El Pescador”, poco tiene que ver con la interpretación más fiable de la obra que apunta más bien a un joven en actitud oferente a sus Dioses, y un apunte más, no está claro que las ofrendas de pescado que muestra el fresco fueran caballas, hay quien asegura que si lo son, aunque la mayoría apunta a dorados, sin embargo – para mí – en esta historia me viene mejor que sean caballas. Lo que no cabe duda es que este fresco decoraba una casa griega hace 3.600 años y formaba parte de la vida cotidiana de las personas que alli habitaban.

Share

Comments are closed.