Canal la cocina del tiempo

Calamares rellenos. Antonio Nicolás Cabrera y Corro

Calamar relleno, la maquina del tiempo.es

Calamar relleno

 

“Su cuerpo es casi cilíndrico, aguzado en su remate; cubierto en él de una túnica romboidal; su escama interior es cartilaginosa; tiene menos tinta que la Xivia. El color rojizo blanquecino.”

Así describe, el chiclanero conocido por Magistral Cabrera, al calamar en su obra de 1817 “Lista de los peces del mar de Andalucía”, donde recoge una relación  de 242 peces, 4 moluscos y 3 mamíferos marinos.

Yo diría que Antonio Nicolás Cabrera y Corro  fue un hombre del renacimiento tardío, nacido en Chiclana en 1762, dedico su vida al estudio y domino diversas disciplinas, fue Canónico,  Naturalista,  Catedrático de filosofía, Interventor de Hacienda, Comisario de guerra, Examinador Sinodal, ……“¡qué alegría, pasar por la vida aprovechándola!”,……… represento al Cabildo eclesiástico en la junta patriótica que hizo capitular a los Franceses. Murió en Cádiz en 1827.

En cuanto al calamar es un alimento rico en yodo y la mejor época para consumirlo es desde octubre a enero.

Por otro lado, hagamos un esfuerzo e imaginemos que  nos describen a alguien y te dicen: “tiene exceso de colesterol  y un cerebro relativamente grande para su tamaño aunque sin llegar a rozar la inteligencia”, seguro que echamos a volar la imaginación y se nos empiezan a ocurrir nombres, ………¡pues no, no hay que ser tan mal pensao!, que no tiene porque ser tu vecino “er cabezón”, que lo mismo te están describiendo a un calamar.

Calamares, la maquina del tiempo.es

Calamares

Calamares rellenos, según la receta de mi madre……

 Ingredientes:

–  Calamares

–  Miga pan triturada

–  Sal

–  Jamón

–  Azafrán

–  Perejil

–  Huevo

–  Ajo

–  Aceite

Preparación:

1º – Se limpia el calamar y se aparte los tentáculos y las aletas

2º  – Se prepara el relleno:

  • Los tentáculos y las aletas se cortan en trozos pequeños
  • El ajo, perejil y jamón muy picado
  • Unas hebras de azafrán,
  • Se mezcla todo y se amasa el huevo y la miga de pan triturado.

3º – Se rellana el calamar.

4º – Se hace un sofrito de cebolla y sobre ese aceite se fríen los calamares, una vez rellenos,  a fuego muy lento hasta que se doren (se pinchan alguna vez para evitar que se quede el aire dentro).

5º – Se ponen en una olla, se ponen los calamares con el sofrito de cebolla con medio vaso de vino blanco y medio vaso de agua y se dejan a fuego muy lento ½ hora (en función del tamaño de los calamares).

Share

Comments are closed.