Canal la cocina del tiempo

Amanecer en Benares

benares, la maquina del tiempo.es

Sin duda  Benarés es el lugar del mundo que no te deja indiferente.

Es una ciudad tan sucia que huele mal, muy mal!, pero me gusto tanto que no me importaría volver a oler su basura.

Es un lugar único, imposible explicar los sentimientos, puedo  contar lo que vi, pero resulta extraño explicar lo que sentí.

Me levanté  temprano, sobre las 6 de la mañana y a medida que me aproximaba al Ganges las calles se iban llenando de gente.

Amanecer en Benares, la maquina del tiempo.es

Amanecer en Benares

Una imagen habitual de la India es los niños que trabajan  como mendigos  y digo trabajan porque muchos de ellos, guiados por mayores, se ganan la vida provocando la pena de los turistas. Es absurdo comprarles zapatos o ropa ya que al día siguiente se la quitaran para poder  así generar más lastima y aumentar sus ingresos.

Cuando llegas a la orilla del rio, está perfectamente diferenciado la actividad turística de los peregrinos que visitan los Ghats (escaleras de bajada a la orilla del rio), los primeros suben en barcas para observar desde el rio y los hinduistas realizan las abluciones y veneran a Surya, dios del Sol.

La ciudad Santa de Benares es uno de los centros de peregrinación más importantes de la India para los hinduistas, que según manda la tradición deben visitarla  al menos una vez en su vida, acudiendo a los Ghats para tomar los baños purificadores de sus pecados.

Observarlos como se lavan, incluso como beben agua del rio, te deja sin habla, ver la devoción y  fe con la que realizan sus oraciones es impactante. Surya, dios del sol está representado por un hombre rojo de tres ojos y cuatro brazos,  al que se le atribuye el don de curar a los enfermos, de ahí el gran número de ancianos y enfermos que visitan su templo. 

Los ghats son también los centro de cremación de los muertos pero vale la pena dedicarle otro pots a ese capitulo.

Amanecer en Benares, la maquina del tiempo.es

Amanecer en Benares

Por cierto, la vaca que aparece en la galería fotográfica, después de hacerle la foto, me pisó, entre porquería y estrecheces  se cruzaron nuestros caminos y yo me lleve la peor parte, solo me queda el consuelo, gracias a esta foto, de insultarla cada vez que la veo ya que, lamentablemente, el regocijo de imaginármela hecha filetes, alli,  es sencillamente onírico.

Localización

Galería Fotográfica

Share

Comments are closed.